Restaurantes y cafés de Oslo: Joyas ocultas

Joyas ocultas de Oslo

La mayoría de los mejores lugares para comer se encuentran fácilmente, pero vale la pena probar algunas de las joyas culinarias menos conocidas. 


A continuación, les describimos siete de ellas:

El café y restaurante Grådi
El café y restaurante Grådi
Photo: Camilla Hellum / urbaniamagasin.no


Grådi
Entre el edificio de Sørligata, Tøyen, se encuentra Grådi (en noruego "codicioso"). Grådi sirve almuerzos y cenas y "brunch" los fines de semana. La carta ofrece platos típicos escandinavos como la tostada de Skagen, pan de centeno con queso y mermelada, tortitas con arándanos, y huevos cocinados de varias maneras. La mayoría de los platos no supera las 100 coronas noruegas. Grådi ofrece un ambiente especial a medio día y para cenar.

Vino natural en Brutus
Vino natural en Brutus
Photo: Camilla Hellum / urbaniamagasin.no

Brutus
Brutus está situado detrás de la comisaría de Grønland. Si lo desea, le servirán vino natural algunos de los expertos en vino natural de la ciudad. Puede reservar una mesa y probar el menú de seis platos, o acercarse a probar unos aperitivos en la barra. ¡Saldrá satisfecho de ambos! El chef de origen islandés prepara los platos con ingredientes sencillos, siempre con verduras en el centro. Tendrá la oportunidad de probra algunas de las especialidades noruegas como las costillas de cerdo o el arenque con un toque moderno.

Handwerk Botaniske
En un entorno idílico dentro de uno de los jardines más bellos de Olso, el Jardín Botánico, se encuentra Handwerk Botaniske dentro de una antigua casona. La cafetería abre todo el año, con terraza durante el verano, el lugar ideal para tomar un café o un almuerzo después de la visita al Jardín Botánico. Vale la pena probar los rollitos y el pan amargo artesanal, pero si prefiere probar un poco de todo, le recomendamos el plato del día que representa un almuerzo típico noruego.

La cafetería OsloK
La cafetería OsloK
Photo: OsloK

OsloK
Al lado del pequeño parque de Jessenløkken en Majorstua, se encuentra la cafetería y agencia de diseño OsloK. Además de su exquisito café procedente de Tim Wendelboe y Supreme Roastworks, el menú ofrece delicados platos de productores noruegos como Rørosmeieriet, Essentially, y Godt Brød. OsloK es el lugar perfecto para tomar un café y un croissant bajo el sol. La cafetería está situada en la verde y frondosa planta baja de un edificio de viviendas, lo que da la impresión de que estás visitando a alguien, con un ambiente informal y agradable, sobre todo en verano.

Izakaya
Izakaya
Photo: Izakaya

Izakaya
Izakaya es una joya escondida en la calle St. Olav. Un "izakaya" en japonés es un gastropub. Significa literalmente "estar" ('i'), sake/alcohol ('zaka'), y "lugar/tienda", ('ya'), puede compararse con los pubs irlandeses o los bares de tapas españoles. En Izakaya podrá tomar una cerveza de Sapporo la cervecera más antigua de Japón, o un cóctel a base de un licor japonés (shochu, sake, whisky japonés y umeshu). La carta es pequeña pero sustanciosa, con una selección de raciones para compartir. ¿Qué le parecen unos medallones de patata con salsa terayaki o unas tortitas japonesas? No le decepcionarán. En Izakaya olvidará dónde está -un trocito de Japón en el corazón de Oslo. 

Oslo Raw
La moda de los alimentos crudos también ha llegado a Oslo, el año pasado abrió sus puertas la panadería Oslo Raw en Adamstuen Torg. Puede resultar extraño que se le denomine panadería, cuando los productos que se sirven no están cocinados. "Alimento crudo" significa que no ha sido procesado o calentado a más de 42º C. Oslo Raw ofrece un menú vegetariano, con el que demuestra que la carne y los productos lácteos no son necesarios para que los platos sean atractivos. Podrá degustar desde un pudding de shia hasta cuencos de ensalada y pasteles. Es el lugar perfecto para los que quieren probar algo nuevo (puedes sentarte en el suelo con el café), y para los veganos.

La heladería y crepería Gioia de Oslo
La heladería y crepería Gioia de Oslo
Photo: Camilla Hellum / urbaniamagasin.no


Gioia
La heladería y crepería Gioia ("alegría" en italiano) está ubicada en la calle Eckersbergs gate en Frogner. Es un negocio familiar que regentan el francés Pierre Espic y su esposa Higinia d'Agrossi-Espic. Pierre fabrica artesanalmente todos los helados, y le enseñará orgulloso sus nuevas creaciones si se lo pide. Es el mejor lugar para comer crepres en Oslo, dulces y saldas. Podrá comer las crepes dentro o fuera o llevarlas.


Escrito por Camilla Hellum

Visitoslo.com uses cookies

for statistics etc. By using the site, you consent to our use of cookies. Read more.

Close